Fue Asesinada de un Balazo

*La joven de Vallejo presentó un balazo en la nuca *La otra joven trae un balazo en la frente y está grave *El masculino tiene un balazo en el ojo izquierdo y también está grave...

Por Adrian De Los Santos

Tres personas fueron atacadas de manera brutal la madrugada de ayer, cuando regresaban a Puerto Vallarta procedentes de Vallejo, en el municipio de esta ciudad.

Se trata de dos mujeres jóvenes y una persona del sexo masculino, a quienes provocaron que se accidentaran, para luego ser atacados a balazos dejándolos por muertos cerca de donde se encuentra el campo de Gotcha, localizado en aquella zona serrana.

Dos de las personas sobrevivieron al terrible infierno que vivieron en esos momentos, pero la otra, una jovencita de apenas 21 años de edad, quedó muerta dentro de una camioneta, por lo que las autoridades municipales y cuerpos de auxilio, acudieron al lugar para hacerse caso del caso.

Más tarde el personal de la fiscalía atrajo las investigaciones, mismas que arrojaron que al parecer, la ex pareja sentimental de una de las mujeres, había sido quien los había atacado, esto a decir de al menos uno de los lesionados que sobrevivieron a este cobarde ataque.

De acuerdo a lo informado por las autoridades municipales, fue a eso de las 01:45 horas de ayer, cuando recibieron un reporte en el sentido de que en el cruce de las calles de Aquiles Serdán y Francisco I. Madero de la colonia Emiliano Zapata, estaba una persona del sexo femenino bastante lesionada, por lo que pedían la presencia de las autoridades.

De inmediato llegaron al lugar los agentes de la patrulla PV-308, mismos que confirmaron la presencia de una mujer bastante golpeada, por lo que pidieron una ambulancia, llegando la JAL-366 de Cruz Roja, al mando de Yaneth Yerena, quienes se dieron cuenta de que la mujer presenta heridas en la cabeza, principalmente arriba del ojo izquierdo, donde le detectaron un orificio, pero como estaba revolcada y con mucha sangre seca, además de que presentaba muchos golpes, no podían saber con qué se la habían ocasionado, pues aparte la mujer poco podía hablar, solo pudo decir que había sido atacada rumbo a Vallejo por un tal “Richard”.

Detectaron que además presentó otro orificio con entrada y salida en la mano izquierda, por lo que procedieron a atenderla y luego la abordaron en la ambulancia, llegando en esos momentos sus familiares quienes dijeron que la misma responde al nombre de Iris Sarahí Rubio Paz, de 26 años de edad, con domicilio en la calle Golondrina de la colonia Paso Ancho y que por la tarde había acudido al rancho Vallejo junto con otra joven.
La joven fue llevada al Hospital Regional, en donde a pese a la gravedad, le negaron la atención debido a que no había camas, luego la llevaron al Medasist, donde tampoco fue recibida por que no llevaba un familiar que se hiciera responsable del pago, por lo que finalmente quedó internada en la clínica de la Cruz Roja.

En esos momentos lo agentes fueron alertados que al Hospital CMQ había llegado otra persona lesionada, procedente del Rancho Vallejo, por lo que los elementos de la unidad PV-282 llegaron al lugar a confirmar lo sucedido, siendo enterados de que estaba una persona Juan Ramón Aguirre Rubio, de 68 años, quien había sido ingresado a las 01:30 horas, pero debido a que presentaba heridas de gravedad, fue llevado al Hospital CMQ Premier, debido a que tenía una herida grave en el ojo izquierdo.

Familiares del mismo informaron a los agentes, que había acudido al rancho Vallejo, pero que como se hizo tarde y no llegaba, por lo que mandaron a buscarlo y a unos 400 metros después de donde está el Gotcha, hallaron la camioneta Ford, color blanco con gris, placas de Jalisco, estrellada en un lienzo y en un montón de piedras.

Dentro de un arroyo, a unos diez metros de profundo, estaba Ramón bastante lesionado, por lo que fue rescatado y subido a una camioneta, así como la joven Iris Sarahí, dejando en el lugar a otra joven que aparentemente ya estaba sin vida.

Rápidamente informaron los agentes a su base y mandaron al lugar a varias unidades al mando del comandante Santiago Pino Salas, mismos que al llegar a lugar hallaron el lugar y en efecto, estaba la camioneta como dijeron, pero con una mujer dentro de la cabina, muerta y con huellas de violencia.

Detectaron que la puerta del copiloto estaba abierta, en el asiento estaba un celular y además una botella de tequila, notaron que a un lado de la camioneta había piedras manchadas de sangre y goteo hemático.

Asimismo, notaron que la camioneta estaba manchada de sangre del lado del conductor, sobre la caja y en otros lados, por lo que rápidamente acordonaron la zona al darse cuenta que en una pendiente, a unos diez metros de donde estaba la camioneta, estaban unos troncos y unas piedras grandes, obstruyendo el camino.

Los agentes fueron enterados de que la joven era Yadira Elizabeth Méndez Ruiz, de 21 años de edad, quien tenía su domicilio en la calle Felipe Angeles en la colonia Palo del Guayabo.

Para esos momentos ya había sido enterado el personal de la Fiscalía del Estado, quienes comenzaron a averiguar los hechos, detectando que los dos lesionados que estaban en distintos hospitales, presentaban impactos de bala en la cabeza.

Se dijo que por la tarde las muchachas habían estado en un rancho en Vallejo disfrutando de una alberca, pero ya por la tarde/noche, Ramón Aguirre que estaba ahí mismo, ya se regresaba a Vallarta y las dos mujeres le pidieron raite.

Cuando ya venían de regreso, se estrellaron contra los troncos y las piedras que estaban en el camino, lo que hizo que Ramón perdiera el control y se fuera a estrellar contra el lienzo y las piedras, llegando hasta ellos al menos un sujeto que comenzó a agredirlos, disparándoles a cada uno en la cabeza y a juzgar por Iris que presentó además un balazo en la mano izquierda, se sospecha que la levantó a manera de cubrirse y la bala se la perforó para luego lesionarla en la frente, alcanzando a ver que se trataba de alias “El Richard”, ex pareja sentimental de Yadira, quien murió en el lugar de los hechos, al parecer de un balazo en la nuca.

Cerca de las seis y media de la mañana el personal de Fiscalía y Servicios Periciales, llegaron a trabajar el asunto hasta cerca del mediodía, quedando todo asentado en una carpeta de investigación.

Mientras tanto las dos personas lesionadas, permanecían graves pero estables, aunque al parecía Ramón iba a perder el ojo, debido a que el balazo lo recibió ahí.