Procurador Social Protege Abusos y Excesos de Mango´s Beach

* El exceso de ruido, los espectáculos de madrugada que ofrecen los clientes en estado de ebriedad, donde incluso hasta tienen relaciones sexuales en la playa, las calles las utilizan como baños públicos y lo peor del caso es que ni Padrón y Licencias, ni Reglamentos, ni el Procurador Social hacen nada para detener la situación que surge del Mango´s Beach, así lo denunciaron los afectados ante los regidores y el Secretario General, Antonio Pinto, donde únicamente quedó el compromiso de volverse a reunir.

Por Lorena Moguel
NoticiasPV.com

Tras coordinarse afectados y regidores, esta mañana de jueves 28 de febrero se realizó una reunión en el salón de Ayuntamiento a fin de conocer la problemática de los quejosos, quienes denunciaron al establecimiento Mango´s Beach Club, que desde el 2005, fecha en la que iniciaron operaciones “se ha convertido en una fuente inagotable de problemas y violaciones al Reglamento de Comercio de Puerto Vallarta”.

Así lo declaró José Luis Casillas Urrutia, propietario del establecimiento continuo, quien refirió que el pasado 20 de diciembre del 2012, cuando se solicitó la intervención de las autoridades municipales a través del Procurador Social, Juan Hernández, el director de Protección Civil, Sergio Ramírez e Iris Ulloa de Padrón y Licencias, junto con el dueño del establecimiento Alejandro Díaz, se les dijo a los vecinos que se firmó un convenio donde se comprometía a operar el lugar de acuerdo al Reglamento, por el exceso de ruido.

En la reunión de esta mañana la denuncia la escuchó de viva voz el Secretario General, Antonio Pinto Rodríguez, junto con los regidores Susana Carreño, Otiniel Barragán y Guadalupe Anaya, quienes escuchaban atentos las denuncias.

“En esa ocasión —continuó diciendo Casillas Urrutia— le pedimos al Procurador Social nos dejara ver el convenio, y dijo no podía, pero que nos podía dar la copia si lo solicitábamos por escrito, pero que el problema estaba resuelto”. Para el 13 de enero, los vecinos presentaron un escrito donde solicitaban copia del convenio, pero hasta la fecha no han tenido ninguna respuesta, por parte del Procurador Social.

Para el 24 de diciembre Mango´s Beach Club operó violentando los reglamentos e incluso cerró un día después hasta las 08:00 de la mañana, “tenían la música a todo volumen”. “Ninguna autoridad hizo algo por detener este problema”.

El quejoso, Casillas Urrutia, mostró un pedazo de periódico donde se daba a conocer las actividades realizadas en ese establecimiento y explícitamente realizaban actividades tendientes al desmán entre jóvenes.

“Y ya nos enteramos —abundó— que van a tener un Show de Biquinis este próximo 3 de marzo, con música viva… la música la distribuyen con sus bocinas a todo lo ancho de su área y el ruido es exagerado. Todo esto son violaciones al Reglamento de Comercio desde que inician hasta que terminan y no hay una solución al problema”.

En ese momento el representante de los vecinos mostró fotos de las actividades que llevan a cabo, “bloquean las calles, mujeres besándose en plena vía pública y los niños mirando ese tipo de espectáculos. No somos moralistas, y menos en Puerto Vallarta, pero lo que nos sorprende es que hay omisión de nuestros reglamentos y esto lo permitan”.

Por su parte Isabel Calderón, propietaria de una de las viviendas cercanas al establecimiento refirió que son años que tienen soportando los constantes escándalos en ese lugar, “lo único que pedimos es que respeten nuestra tranquilidad”. Al igual, el representante del hotel El Pescador, José Luis Espitia, coincidió con las quejas de ese lugar, porque aseguran sus clientes se quejan por el exceso de ruido, “pero nos preocupa la imagen que estamos dando al turismo”, dijo.

Además denunció que es sorprendente cómo acuden los inspectores de Reglamentos y hasta la policía y nadie puede hacer nada para controlar esta situación, “incluso tenemos fotos donde cierran la calle durante los fines de semana… e incluso su clientela sale a orinar a las calles, protagonizan escenas fuertes y no cierran a la hora establecida porque cuentan con permisos, que se supone les otorga la autoridad”.

Con todos los antecedentes y ente las prisas por retirarse ya que el presiente municipal, Ramón Guerrero lo esperaba para una reunión, el Secretario General se comprometió a volver a reunirse con los regidores para buscar una solución real y verdadera a los vecinos, al igual dejó el compromiso de valorar el permiso que otorgó Padrón y Licencias para el Show de Biquinis, con el propósito de que cumplan con lo permitido, sin llegar a los escándalos y excesos.